Seguimiento individualizado

La aplicación del alumno permite al alumno evaluar su evolución académica simulacro a simulacro: cómo ha ido mejorando asignatura por asignatura y progresando en su puntuación global. El sistema incorpora un análisis del percentil que ocupa el alumno con respecto al resto de alumnos de la academia. De esta manera, el alumno puede detectar aquellas asignaturas en las que necesita más refuerzo y aquellas cuyo conocimiento tiene mejor consolidado para poder optimizar el tiempo de estudio e individualizar su preparación en función de sus características.

Todos estos datos, están a disposición del tutor asignado al alumno, que estará siempre al corriente de todos sus progresos para poder detectar problemas de técnica de examen o problemas de contenido y ayudar a cada alumno específicamente en aquello que requiere de acuerdo a sus necesidades individuales.

El tutor de orientación cumple una misión esencial en la preparación de nuestros alumnos: es la persona que está con el alumno durante toda su preparación, conoce a la perfección el método AMIR y la dinámica del examen, es cercano, guía, aconseja y prepara junto al alumno un calendario que se ajusta a las necesidades del estudiante, ayudándole a solucionar todos los posibles problemas que puedan surgir y a encarar la preparación de la manera más óptima.

Por esta razón el perfil del tutor es el de una persona que hace poco que ha hecho el examen, que lo conoce bien y que sabe todo lo que se le pasa a un alumno de estas características por la cabeza en cada momento.

Conoce a alguno de nuestros tutores:

Equipo de tutores:

A lo largo de la preparación, el equipo de tutores se encargará de impartir múltiples tutorías, con el fin de trabajar y entrenar con los alumnos aspectos clave y estrategias docentes dirigidas a una mejor formación en el examen EIR. Todas las tutorías están protocolizadas por el Equipo de Docencia con el fin de que todos los alumnos reciban una formación homogénea y de la máxima utilidad.

La frecuencia y temática de las tutorías variará en función de las distintas fases de estudio:

  • Tutorías de método en las que se trabaja la técnica de subrayado, cómo hacer simulacros, enfoque para el estudio y manejo de la aplicación del alumno.
  • Tutorías de simulacro para apoyar el proceso de corrección y reforzar la técnica de examen.
  • Tutorías de cambio de fase y tutorías de orientación, dedicadas a explicar las particularidades de la preparación y la metodología a seguir académicamente en cada fase de estudio.
  • Otras actividades de los tutores: el tutor se encargará de reorganizar los planes de estudio, para aquellos alumnos que sufran retraso en los mismos.

Por otro lado, el tutor tiene un objetivo de apoyo individual del alumno. Para poder estar en contacto cercano y personal, dispone de un email para estar disponible y fácilmente accesible y así atender las necesidades de cada alumno y dar respuesta a las particularidades docentes individuales de los mismos.

Conscientes de la importancia de los tutores y fieles a nuestro compromiso con la excelencia y la mejora continua, la Academia pone los medios para poder valorar la figura del tutor cada año, tanto en encuestas específicas a lo largo del curso, como en la Encuesta AMIR de calidad global. De esta manera, y a pesar de la alta valoración y excelente consideración que ya tienen nuestros tutores, con la información de los alumnos hacemos pequeñas modificaciones y ajustes que nos permiten ir un paso más allá y mejorar el apoyo a los alumnos para que tengan la mejor preparación posible del EIR.

Finalmente, es importante recordar que aunque los tutores son la cara visible del Equipo de Docencia, detrás de ellos existe un gran equipo de profesionales del EIR, con amplia experiencia en la preparación del examen y dedicados a la planificación y organización académica de cada grupo. Cada paso y consejo de los tutores tiene un soporte profesional detallado por parte del equipo de coordinación de tutores, el equipo académico de contenido y técnica EIR, el equipo de programación, el equipo editorial y la dirección del centro. Cada decisión se aprueba y consensua entre todos los equipos a fin de obtener los mejores resultados para nuestros alumnos.