Noticias EnfermeríaNovedades Amir Enfermeríamemoria y aprendizaje

Desde el punto de vista del conductismo radical (Watson, Skinner), el aprendizaje era concebido como la adquisición o modificación de una respuesta conductual. Hoy en día, gracias a la orientación cognitiva, se entiende como una estructura interna en la que se representan las relaciones entre estímulos y respuestas. Estas relaciones son el aprendizaje en sí mismo. Será importante distinguir entre aprendizaje, que corresponde al proceso mental de adquisición del conocimiento de esas relaciones (E-R), y ejecución que es la actuación observable del organismo como manifestación de lo aprendido.

Memoria Aprendizaje EIR

Aprendizaje y conducta

  • Conductas innatas

En función de la complejidad del procesamiento, clasificaremos las conductas innatas en diferentes tipos.

Reflejos (EIR)

Fearing lo definió como “respuesta elemental y directa de un efector a la estimulación de un receptor”. Como ejemplos, el reflejo pupilar o el reflejo rotuliano. Se puede decir que es la respuesta más básica del organismo y supone la existencia de un sistema nervioso central. Para desembocar en la respuesta refleja, precisamos de un funcionamiento adecuado de un arco reflejo, que se constituye en los siguientes elementos:

– Receptor sensorial específico.

– Vía nerviosa aferente, que es la encargada de llevar la información desde el exterior hasta el centro integrador de la información.

– Centro integrador (encéfalo) encargado de procesar la información y emitir una respuesta acorde.

– Vía nerviosa eferente.

– Músculo efector que lleva a cabo la orden recibida.

Instintos (EIR)

Los instintos son aquellos patrones de conducta heredados, estereotipados y específicos, que se descargan ante ciertos estímulos del entorno (Hess). Estos patrones de conducta tienen unos elementos fundamentales: – Estímulos, índices o signos. Muy concretos, específicos y puntuales que hacen que se desencadene la conducta instintiva. – Pautas fijas de acción. Innatas (no se modifican con la experiencia), específicas (a todos los miembros de la especie) y estereotipadas (rígidas, no se modifican). – Mecanismos desencadenantes innatos. Estructuras neurosensoriales que forman la base de la actividad instintiva.

  • Conductas aprendidas

Conductas aprendidas En la conducta humana casi todo es aprendido. Gracias a esta capacidad de aprendizaje el individuo se adapta al medio. Esta capacidad de aprender las asociaciones entre distintos acontecimientos se denomina condicionamiento. Hay que distinguir dos tipos de aprendizaje:

Aprendizaje preasociativo: Característico de organismos inferiores. Aprendizaje ante estímulos únicos sin que exista asociación entre ellos.

• Habituación. Consiste en aprender a no generar una respuesta innata por la simple repetición de la respuesta dada. Tiene un papel biológico fundamental desde el punto de vista del ahorro energético, porque nos evita dar respuesta a estímulos que no tienen interés (p. ej., cuando nos dan un susto dos veces, a la tercera ya no nos asustamos, por lo general).

• Sensibilización: Aumento de la intensidad y prontitud de la respuesta natural que se presenta sola con la repetición del estímulo. Aunque disminuya el estímulo, la respuesta se produce con la misma intensidad. A este efecto se le llama también pseudocondicionamiento.

• Inhibición. Se da como consecuencia de la presentación de estímulos muy nuevos, intensos y/o aversivos, que producen la suspensión de una conducta que no tiene relación con ellos. La inhibición latente es cuando la exposición previa a un estímulo provoca un retraso en el aprendizaje con ese estí- mulo.

Aprendizaje asociativo: Es el aprendizaje basado en la relación que se establece entre dos acontecimientos que aparecen juntos. Existen distintas clases:

• Condicionamiento clásico. Anticipación ante acontecimientos importantes.

• Condicionamiento operante o instrumental. Favorecer o eliminar una conducta mediante la aplicación de refuerzos o castigos, respectivamente.

• Aprendizaje por observación o vicario (EIR). Propio de especies superiores. Consiste en aprender por las experiencias de los demás. Es el tipo de aprendizaje mayoritario en el ser humano.

Procesos de la memoria

Se trata de una función cerebral con la que podemos codificar, almacenar y recuperar la información procedente del pasado. Mediante los procesos de memoria se establecen redes sinápticas neuronales. La memoria se asienta sobre una estructura cerebral denominada hipocampo (donde también se localizan las neuronas que intervienen en el aprendizaje), que forma parte del sistema límbico, una de las estructuras más primitivas del sistema nervioso central. Se localiza en el lóbulo temporal, por lo que cualquier alteración o lesión (una epilepsia, episodios hipóxicos o la enfermedad de Alzehimer), pueden dar lugar a procesos amnésicos.

PS enfoque eir

La memoria no es una función independiente sino que es la conjunción de varios procesos:

– Percepción. A través de los órganos sensoriales. Se capta una información no elaborada.

– Codificación. Organización de la información de manera significativa para poder recordarla.

– Almacenamiento. Retención de la información durante un tiempo determinado.

– Recuperación. Se extrae la información almacenada para poder utilizarla.

Estrategias para mejorar la memoria y optimizar el estudio

    1. Enfoca tu atención en lo que estás haciendo.
    1. Establece sesiones de estudio regulares y no lo dejes todo para el final.
    1. Estructura y organiza la información.
    1. Utiliza reglas mnemotécnicas para recordar la información.
    1. Elabora progresivamente lo que estás estudiando.
    1. Relaciona nuevos conceptos con la información que ya conoces.
    1. Visualiza los conceptos para recordar mejor (esquemas, gráficos..).
  1. Cuéntale a un amigo o familiar lo que has aprendido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario