Noticias EnfermeríaInterpretar Gasometria Arterial

La gasometría arterial es una técnica de monitorización respiratoria invasiva que permite, en una muestra de sangre arterial, determinar el pH, las presiones arteriales de oxígeno y dióxido de carbono y la concentración de bicarbonato.

La gasometría sirve para evaluar el estado del equilibrio ácido-base (se utiliza preferentemente la sangre venosa periférica) y para conocer la situación de la función respiratoria (sangre arterial).

La principal función del aparato respiratorio es la de permitir una adecuada oxigenación de la angre y eliminar el anhídrico carbónico producido. Esto se logra gracias a cuatro procesos: ventilación, perfusión, difusión y distribución. El resultado es el intercambio gaseoso (paso de oxígeno desde el espacio alveolar a la sangre capilar, y la liberación de CO2 desde la sangre al espacio alveolar. Para valorar aspectos del intercambio gaseoso, podemos usar la gasometría, la pulsioximetría y la capacidad de difusión del CO (DLCO). La eficacia de este intercambio se valora mediante la diferencia o gradiente alveoloarterial de O2 (P(A-a) O2).

Se considera como normal un gradiente menor de 15 mmHg en jóvenes, pero en ancianos puede alcanzar 30 mmHg o más.

Mediante la gasometría podemos diferenciar diversas situaciones patológicas:

    • Hipoxemia. PaO2 < 80 mmHg.
    • Hipercapnia. PaCO2 > 45 mmHg.
  • Insuficiencia respiratoria parcial. PaO2 < 60 mmHg y PaCO2 > 45 mmHg.

Normalmente, la gasometría también proporciona el pH, el bicarbonato, el exceso de gases, y es necesaria para calcular el gradiente alveolo-arterial de oxígeno.

Los valores normales de PaO2

80 mmHg ( recuerda que <80 mmHg es hipoxemia y <60 mmHg es insuficiencia respiratria)

los valores normales de de PaCO2 

35-45 mmHg (>45 mmHg es hipercapnia) y los de pH 7,35 – 7,45. Además el bicarbonato debe tener unos valores entre 22-28 meq/l ( EIR 14, 97).

Es muy importante asegurarnos de que la muestra de sangre es arterial y no venosa. Ante un paciente clínicamente asintomático que presenta una PO2 ≤ 40 mmHg y/o una PCO2 ≥ 46 mmHg debemos sospechar que la extracción no se ha realizado correctamente y que se corresponde con datos de sangre venosa.

El mejor parámetro que evalúa el estado de oxigenación es la PaO2. El contenido de oxígeno depende del oxígeno disuelto y el oxífeno unido a hemoglobina (99%).

Por tanto, la PaO2 mide el grado de oxigenación y se considera que es el mejor parámetro para valorar el transporte de oxígeno.

La pulsioximetría valora el porcentaje de SaO2 de la hemoglobina y es la mejor técnica para valorar el transporte de oxígeno en pacientes críticos/inestables o en presencia de intoxicación por CO o metahemoglobinemias.

Recordad que la PaCO2 es la mejor medida del estado de ventilación de un paciente, y puede ser fundamental para decidir la necesidad de ventilación mecánica.

En este resumen recordaremos como interpretar una gasometría arterial con un trastorno simple en tan solo 2 pasos.

1 – ¿Acidosis o Alcalosis?

Primero –> Mira el pH.

RECUERDA:  Rango entre 7,35 y 7,45

Si está por encima de 7,45 será ALCALOSIS

Si está por debajo de 7,35 será ACIDOSIS

2 – ¿Y ahora? ¿Metabólica o Respiratoria?

Segundo –> Mira el Bicarbonato y la pCO2.

RECUERDA:

HCO3: Rango entre 22 y 26 mEq/l

pCO2: Rango entre 35 y 45 mmHg

BICARBONATO:  

Si sube provoca ALCALOSIS

Si baja provoca ACIDOSIS

pCO2:    

Si sube provoca ACIDOSIS

Si baja provoca ALCALOSIS

Podéis apreciar que son mecanismos opuestos, por ello los dos sistemas se intentan compensar alterando el contrario.

Gasometria Arterial

CASO PRÁCTICO

Paciente con los siguientes datos:

pH: 7,23  –   pCO2: 67 mmHg   –   HCO3: 25 mEq/l

1 – pH: 7,23 à pH BAJO à ACIDOSIS

2 – pCO2: 67 mmHg = pCO2 ALTA  > pCO2 alta provoca ACIDOSIS

HCO3: 25 mEq/l = HCO3 NORMAL

Tenemos una ACIDOSIS RESPIRATORIA

Actuación de enfermería

  • Antes de decidir la arteria a puncionar, la enfermera deberá realizar el Test de Allen en la arteria, (valora si las arterias cubital y radial son permeables).
  • La estabilidad de la sangre para gases se pierde en 10-15 minutos.
  • Cuidado con el tiempo de compresión en pacientes con trastornos de la coagulación.
  • Evitar zonas con hematomas y con múltiples punciones (riesgo de dilatación aneurismática local).
  • Nunca rodear con esparadrapo el miembro puncionado, efecto torniquete. En punciones femorales y/o pacientes con alteraciones de la coagulación, alargar el tiempo de presión.
  • En paciente con oxigenoterapia, si se quiere realizar una gasometría basal, se retirará el O2 veinte minutos antes de extraer la muestra, si no es así se indicará en el volante de petición, la concentración de O2 administrado.
Loading comments...