Entrevista a Laura Hernanz tutora AMIR y plaza número 20 en EIR 2017

Enfermero militar, qué es y cómo serlo
11 mayo, 2018
Sueldo-enfermero-militar
¿Cúal es el sueldo del enfermero militar?
14 mayo, 2018
Mostrar todos
Laura-Examen-EIR

.curso eir Laura milanesiLaura Hernanz Milanesi es una antigua alumna del curso EIR  de AMIR Enfermeria que obtuvo la plaza número 20 entre miles de competidores. Tras esta satisfactoria experiencia, nos concede una breve entrevista sobre cómo vivió su preparación para este examen tan exigente.

¿Cómo crees que es mejor prepararse el examen EIR?

Yo hice el curso EIR con la academia AMIR Enfermería. Desde allí me asignaron una tutora y me programaron el estudio durante los 11 meses que duró mi preparación. Empecé en marzo y hasta mediados de julio leí los manuales de todas las asignaturas. Así tuve una primera toma de contacto con el temario, y asistía a clase una vez a la semana. En esta primera vuelta aproveché para hacerme esquemas generales con el temario de cada asignatura.

Desde julio hasta noviembre me dediqué a asistir a la clase semanal de la academia y a estudiar. Lo hacía durante 8 horas al día. Estudiaba los manuales y con fichas que hacía con los datos más importantes de cada tema. Desde noviembre hasta el examen, que es cuando tenemos la tercera vuelta, seguí con esta rutina. Esta vez sin ir a clase, repasando todo lo que estudié los meses previos. Además hice los simulacros que me pautó la academia.

¿Qué llevar al examen?

Al examen EIR hay que llevar varias cosas. Entre ellas, no se nos puede olvidar el DNI, ya que sin él no podremos hacer el examen. En mi caso, también me llevé unos clips para agarrar las hojas de respuestas y que no se me movieran, un par de bolígrafos, agua y algo de comer. También se pueden llevar otro tipo de cosas como unos tapones para los oídos, lápiz y goma para anotar cosas, las gafas si las necesitas… ¡Lo que te haga falta!. Durante el curso EIR también nos apuntaron lo que no se nos podía olvidar llevar.

¿Cuáles son los momentos más duros?

Sin duda, los momentos más duros de mi preparación fueron cuando tuve que rechazar los contratos de verano para estudiar y cuando mi familia se fue de vacaciones y yo me tuve que quedar en casa preparando el examen. Sin embargo, ahora echo la vista atrás y me alegro de no haber trabajado y de haberme quedado en casa estudiando, porque ha merecido la pena.

¿Y los más satisfactorios?

Entre los momentos más satisfactorios tengo que destacar el día en el que salieron las listas con las notas y vi que todo el esfuerzo de tantos meses había dado sus frutos porque ya tenía mi plaza. También tengo que mencionar el día que fui al ministerio a coger mi plaza. Fue un momento muy emocionante porque marcaba el final de la etapa EIR y el comienzo de la etapa de residente.

¿Qué consejo le darías a los que se plantean presentarse al examen?

A las personas que se están planteando prepararse el EIR les animo sin duda a que lo hagan. El EIR nos permite desarrollar nuestra carrera profesional y dar visibilidad a la Enfermería en sí. Además, sacar una plaza EIR, implica tener un trabajo fijo durante dos años con su horario, sus vacaciones, su sueldo… la estabilidad y la tranquilidad que te da esto no tiene precio. Más aún cuando lo tenemos tan difícil a la hora de trabajar recién salido de la universidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies