Noticias Enfermería

Laura Hernanz Milanesi, coordinadora docente de AMIR Enfermería, señala que la tasa de abandonos en la preparación del EIR ha sido mayor que en otros años.

Todo está preparado para que, el próximo 27 de marzo, miles de estudiantes se den cita en la prueba para Enfermero Interno Residente. Tal y como explicó Redacción Médicael EIR 2021 marca un mínimo ‘histórico’ de admitidos, ya que finalmente aparece en las listas de admitidos 7.235 personas, 4.746 menos que hace un año, que, en menos de un mes, se presentarán a una convocatoria insólita, marcada inevitablemente por la pandemia de la Covid-19. Laura Hernanz Milanesi, de AMIR Enfermería, comenta a Redacción Médica cómo la situación epidemiológica actual afecta a los estudiantes.

Hernanz explica que la preparación del EIR suele tener una duración de 11 meses o de 7, si se opta por el curso intensivo. Sin embargo, matiza este año los alumnos que empezaron su formación en marzo tendrán una preparación de 13 meses. “Esta es la primera vez en la historia del EIR que sucede algo así y es de esperar que ese tiempo extra pase factura en el estado de ánimo de los alumnos”, señala.

Además, la sanitaria destaca que este año también ha sido “inusual” a nivel laboral, ya que muchos contratos de verano que debían terminar en septiembre se prorrogaron por la situación actual. “Esa combinación del aumento del tiempo de estudio y la carga de trabajo ha afectado a muchos alumnos, que se están viendo desbordados”, incide la enfermera, que resalta la importancia de la figura del tutor, así como reuniones periódicas que resultan “gratificantes y motivadoras” para los opositores.


EIR 2021 y Covid-19: reducción drástica de solicitudes

Las solicitudes de admisión de esta convocatoria se han reducido drásticamente, en un 37 por cierto. Sin embargo, para Laura Hernanz, era de esperar que este año disminuyera  la cantidad de solicitudes de admisión al examen EIR, por varias razones. “Por un lado, podría ser que los opositores que cada año se apuntan al examen EIR “por probar suerte” este año no se hayan molestado en echar la solicitud. Por otro lado, la tasa de abandonos en la preparación del EIR por parte de los alumnos ha sido mayor que en otros años”, señala.

La situación socioeconómica actual ha provocado que muchos alumnos tuvieran que priorizar su trabajo a la preparación del EIR o han sufrido los efectos del Covid en su entorno más cercano, obligándoles a posponer la preparación del examen al año que viene. Por eso, apunta Laura, “este año será más fácil que nunca obtener una plaza como Enfermero Interno Residente”

Por último, reconoce que el problema que más preocupa a los alumnos es el hecho de tener que realizar el examen con la mascarilla, “con el agobio que eso supone”. No obstante, desde AMIR han dado recomendaciones y talleres a los opositores para que tengan herramientas para hacer frente a esta situación y que solo tengan que centrarse en lo realmente importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario