Para mí AMIR fue una gran ayuda en muchos aspectos. Los manuales son sencillos, van al grano y son atractivos para estudiar. El libro gordo y los simulacros también han sido fundamentales. Y las clases han ayudado mucho a la hora de enfocar la manera de estudiar.