AMIR nace en 2006 con la filosofía de ser una Academia diferente, creada exclusivamente por médicos para formar médicos, totalmente enfocada a ofrecer una preparación de calidad y ayudar a los alumnos en un paso tan relevante de su camino profesional.

El primer objetivo fundamental que AMIR plantea es centralizar el estudio en la Miricina, aquellos conceptos que son relevantes para el MIR, ayudar al alumno a interrelacionar todas las asignaturas que ha estudiado previamente de forma independiente y conseguir aplicar toda la teoría aprendida a casos más prácticos y reales como los que se va a encontrar en el examen y en su práctica clínica habitual. El segundo propósito es formar al alumno en la técnica de examen MIR, que comprende estrategias y sistemáticas específicas e imprescindibles para poder conseguir el mejor resultado posible.

Para lograr estos objetivos AMIR establece una metodología propia capaz de generar una memoria a largo plazo con una organización en cuatro fases de estudio.
Los manuales –que se realizan buscando la máxima rentabilidad del tiempo de estudio y evitando que el alumno precise de ningún otro material externo- y las clases –siguiendo una dinámica práctica e impartidas por un por un equipo docente escrupulosamente escogido- son los elementos fundamentales y base de la preparación MIR.

Desde el punto de vista de la técnica de examen AMIR ofrece como herramienta fundamental la realización del mayor número de simulacros posible, algo que permite al alumno enfrentarse al día del examen como si fuera un “simulacro más”. Finalmente, en el ADN de AMIR está también la innovación y mejora continuadas, con un amplio elenco de herramientas y recursos digitales que ayudan y completan la formación.

Pero AMIR es mucho más que esto. Es una gran familia de médicos con una filosofía cercana, en la que consideramos fundamental que nuestros alumnos se sientan parte del equipo, arropados y apoyados de forma personalizada, aunque sea en un momento y entorno de alta exigencia, como es la preparación del examen MIR. Para ello todo el equipo trabaja de forma incansable respondiendo a cualquier necesidad de los alumnos.

Todos los profesionales han sido parte de AMIR, primero como alumnos, luego como tutores y profesores y siguen trabajando desde el hospital para seguir formando nuevos médicos, los futuros residentes. Es una cadena de información y conocimientos en la que se transmiten no sólo el saber, sino también valores como la pasión por la profesión, la posibilidad de luchar por un mismo objetivo sin sentirse solo y la confianza en uno mismo y sus capacidades.

AMIR acompaña durante y después del MIR, y busca dejar una huella permanente en la carrera profesional como médico de todos nuestros alumnos.